Noticias

LAS FRONTERAS DE LA LITERATURA

La página va tomando forma, y poco a poco debe ir transformándose en una herramienta de debate y crecimiento. He recibido críticas, y salvo una formalmente inconveniente, las conservo colgadas. Concebí la idea de esta página para adquirir una independencia aún mayor, y poder contactar con grupos y personas sin intermediario alguno, incluso para temas muy importantes para mí, como edición y traducción. Pero siempre quise tener a mi alcance un marco como este para encontrar a gente que esté tan preocupada como yo sobre la Literatura. Los que escribimos básicamente Literatura Infantil y Juvenil, dudamos sistemáticamente. ¿Existe esta LIJ? ¿Es en las editoriales especializadas donde debemos publicar? ¿Es bueno que se lea bajo recomendación o incluso prescripción en la escuela y el instituto? ¿Depreciamos nuestra literatura en las editoriales especializadas? Muchos de los libros publicados en ellas son excelentes, y la lista de ellos es interminable. Personas aparte (algunas de ellas son maravillosas personas, otras no lo sé, o me reservo mi opinión), la lista de autores que publican en el estado español es muy muy larga: Juan Farias, Patxi Zubizarreta, Agustín Fernández Paz, Fernando Alonso, Manuel L. Alonso, Mariasun Landa, Miquel Rayó, Santi Jaureguízar, Daniel Nésquens, Josep-Francesc Delgado, Xabier Docampo, Care Santos, Tina Blanco, Ricardo Gómez, Luis Merino, José Antonio del Cañizo, Ana Alcolea, Elena O’Callaghan, Migeul Ángel Mendo, Martínez-Menchén, Carlo Frabetti, Fina Casalderrey, Emili Teixidor, Jaume Cela, Alfredo Gómez-Cerdá, Antonio García-Teijeiro, Marilar Aleixandre, Mónica Rodríguez, Jordi Sierra i Fabra, Joan Manuel Gisbert, Carles Cano, Gloria Sánchez, Oscar Esquivias, Concha López Narváez, Blanca Álvarez, Vicente Muñoz-Puelles, Antonio Ventura, Fernando Marías… Todos ellos, y muchos más (perdón por los olvidos, que son muchos más que los recuerdos), han publicado libros magníficos en estas colecciones, y me siento orgulloso de estar entre ellos.
Pero ¿qué es literatura infantil y juvenil? ¿cuál es su objeto? ¿debe ser simplemente divertida para “enganchar”, o debe tener un valor puramente literario? ¿es un género menor? ¿la escribiríamos si no fuera rentable económicamente? ¿nos la creemos, o creemos en lo que hacemos? ¿qué papel juegan libros como Harry Potter en todo esto?
Y muchas, muchas más preguntas, siempre sobrevolándonos, incómodas a veces, sin respuesta otras. Estuve entre los impulsores del Manifiesto contra la Invisibilidad de la Literatura Infantil y Juvenil, y ahora dudo de su oportunidad, por muchas razones.
Y las dudas de profesores y maestros, y sobre profesores y maestros, la lectura en la escuela, la obligatoriedad…
Sé que esta página no empezará a funcionar hasta el otoño, cuando acaben las vacaciones, pero me gustaría que quien tenga algo que opinar sobre estas o cualquier otra cuestión relacionada lo hiciera, libremente: para crecer, para aprender, para dudar, para comprender.
Queda abierto este buzón.