Noticias

GRITOS, SUSURROS Y REGALOS (I)

En la página sobre “Los caminos de Piedelagua” ya ha habido quien ha ido dejando pistas sobre un último libro o una película, pero me gustaría que este canal siempre estuviera abierto a todos. Para poder recomendar una lectura, una “vista” o una “escuchada”, sí, pero también para dejar para todos un pensamiento, un grito o un susurro.
Por mi parte (pero no reparte) voy a dejar mi primer “regalo” con una recomendación para gourmets: Diario de un Mal Año, de J.M. Coetzee.

  • eldeyar

    DIARIO DE UN MAL AÑO, J.M. COETZEE, (MONDADORI).

    Creo que hay dos escritores vivos dignos de la consideración de clásicos, que se sobrevivirán a sí mismos: Cormac McCarthy y J.M. Coetzee. Para los más jóvenes recomendaría “La carretera” del primero (ver entrada en la web), y del segundo “Infancia” y “Juventud”. Para los menos jóvenes, cualquiera de sus libros, (de McCarthy el más especatcular es Meridiano de Sangre, pero Suttree es una cumbre literaria y “La Oscuridad exterior” es terrible y duro, pero de una desoladora belleza). En el caso de Coetzee, este “Diario de un Mal Año”, o los ya clásicos: “Esperando a los bárbaros”, “Desgracia”, “La edad de hierro” o “Elizabeth Costello”. Personalmente disfruté menos con el penúltimo de Coetzee, “Hombre lento”, “Foe” y “El maestro de Petersburgo”.
    Coetzee es para mí el escritor de la esperanza, precisamente porque nos habla de su desesperanza, con sobriedad y generosidad. “Diario de un mal año” nos remite a la fantástica “Elizabeth Costello”, una novela con ensayo, o un ensayo con novela. Para mí, la mejor del sudafricano. Pero en esta, “Diario de un mal año”, rompe todos los estilos y esquemas y propone una auténtica vuelta de tuerca:
    En cada página hay dos partes al principio, y tres poco después. La primera está reservada para una serie de pequeños ensayos del propio Coetzee, sin ficción alguna, sobre temas de plena actualidad: Guantánamo, el anarquismo, la pedofilia, la música, Al Qaeda y el terrorismo… Y más tarde lo que Anya denomina “ensayos suaves”, mucho más personales e íntimos, sobre la compasión, el vuelo de los aves (fantástica su descripción de la urraca macho) o el beso.
    Pero hablemos de Anya: cualquiera que ojee el libro en la biblioteca lo sabrá de inmediato: un escritor viejo conoce en la lavandería a una muchacha joven y hermosa, a la que propone que mecanografíe sus ensayos. La relación de C con Anya ocupa la segunda parte de la página, y finalmente la tercera queda para la relación de Anya con C, espacio en el que ella describe su relación con su marido. Las tres partes de la página están separadas por una línea, lo cual permite leer en horizontal el ensayo, volver atrás para leer la reflexión de C de nuevo en horizontal y por fin la de Anya, o ir alternando, leyendo y releyendo en las múltiples combinaciones posibles. Lo que haces constantemente, porque si bien es obvia la relación de la visión de C y la visión de Anya, la que ambas partes tienen con el ensayo es mucho más sutil, a menudo invisible.
    Y lo deslumbrante es cómo funcionan las dos pequeñas novelas de C y de Anya, y cómo no serían lo mismo sin los ensayos.
    Una obra maestra, precisamente por su contención y su sobriedad, por su ausencia de fuegos de artificio, en ninguna de sus partes. Coetzee reflexiona sobre la extinción del fuego creativo, pero en la misma reflexión, el fuego crece, aumenta, calienta e inspira.

  • Ernesto

    De la genialidad de un autor que libera a la literatura de la mediocridad, a la potente fuerza narrativa de una película de bajísimo presupuesto que levanta ampollas en los acolchados pies del mundo acomodado: El violín.
    Rodada en un impactante blanco y negro, la historia se desarrolla en un espacio que se puede localizar en cualquier parte de América del Sur, en un tiempo que sobrepasa las fronteras de los años: Ayer, hoy, mañana. Siempre. Un guión arriesgado de estructura aparentemente sencilla y magníficamente interpretado, lleva al espectador, de una forma limpia y sin golpes efectistas, a adentrarse en una problemática tan universal como cruel: la injusticia que sufren los pueblos dominados y la rebelión de quienes la padecen. Y todo a través de unas vidas sencillas y cargadas de humanidad

  • eldeyar

    Sé que a alguien le parecerá extraño que reproduzca aquí un artículo de un periódico deportivo, pero ya verás cómo está justificado, y muy ligado a algo que nos preocupa a todos: la educación. Sé, por experiencia propia, que los mejores lectores y estudiantes están en los colegios en los que la educación, en sentido amplio y no estrictamente académico, es importante. Y, qué curioso, muchas veces es en los colegios de pago donde esa preocupación brilla por su ausencia, mientras que en escuelas públicas, como el Colegio Enric Valor de Alicante, es primordial, modélica.
    El artículo es importante para tantos y tantos padres y maestros de tantos niños que juegan al fútbol: muchos, ya no por el gozo del juego, sino animados por el sueño propio y paterno del éxito, del dinero. Lo firma Emilio Pérez de Rozas en el periódico Sport, de Barcelona.

    ¡Es la educación, idiota!

    Emilio Pérez de Rozas
    Igual no es el sitio. O sí. Quería hablarles de un par de detalles de nuestro fútbol que lejos, o no, del profesionalismo que nos invade puede ser un buen punto de reflexión. Al fin y al cabo, estamos en Navidad.

    Antoni Bassas me presentó el lunes a Maria Lluïsa Pérez, la madre de Bojan. Y ahora ya sé porque el señor Krkic se quedó prendado de ella nada más la vio en el centro de rehabilitación donde se trataba de su lesión. Y sé, también, por qué Bojan es un cielo de muchacho.

    Cuando le oí decir que “el cariño que le dispensa Rijkaard es el combustible de su vida” y le escuché explicar que la única obligación que le ha impuesto es no hablar por el móvil ni escuchar el Ipod cuando está en público, ante la prensa o frente a los aficionados “pues a todos ellos les debe esos minutos de atención, que son muy importantes para ellos”, me di cuenta de que todo, todo, es educación. Todo.

    Y, al día siguiente, reforcé mi tesis al leer dos noticias que me pusieron la piel de gallina. Una aparecía en la sección de cartas al director de El Periódico de Catalunya donde un lector contaba que el entrenador del equipo infantil del Escola Pia de Sabadell daba consignas, durante el partido contra el Llorençà, tipo “romperle las piernas al 11” o “cuidado con esa puta”, en referencia a la única jugadora del Llorençà, cuyos demás integrantes eran niños. Sin comentarios.

    Y, la segunda noticia, es, si cabe, que no, aún más escalofriante para nuestra sociedad, nuestras familias, nuestros hijos y nuestras escuelas. Cuatro equipos infantiles italianos, de la localidad de Ponte a Elsa, próxima a Florencia, se negaron a jugar el domingo sus partidos del campeonato provincial en protesta por el pésimo comportamiento de sus padres durante los encuentros que ellos disputan. Los niños, de 8, 9 y 10 años, saltaron al campo portando diversas pancartas entre ellas una en la que se podía leer “papás no pelearos, dejadnos jugar”.

    Es ahora cuando me viene a la memoria aquella frase de “es la economía, idiota” que Bill Clinton lanzó a la cara de George H. W. Bush en plena campaña electoral. “Es la educación, idiotas” es lo que podríamos esgrimir ante los padres que creen tener un Maradona en casa.

    Maria Lluïsa lo tiene y, sin embargo, lo disimula. Por eso es un encanto.

  • Claudia

    Y tan justificado, Gonzalo! Es una muestra más de la violencia cotidiana que nos envuelve y que refleja una sociedad enfermiza alejada de la vida buena tan ansiada. Lo que se puede enseñar y aprender es infinito, pero sólo puede recibir el nombre de educación si nos sirve para vivir, para buscar una visión del mundo que nos permita convivir con buenas dosis de conocimiento, prudencia, saber estar y, sobre todo, saber ser. Esta búsqueda vital está acechada por la idiotez y estupidez que hay que combatir con firmeza y espíritu crítico: Es mejor ser un buscador insatisfecho que un cerdo satisfecho.
    Cambiando de tema: Cómo reluce el encabezamiento con pluma y tintero! Qué bonito queda!

  • eldeyar

    La verdad, Claudia, le he pedido al administrador que lo retire, porque las opiniones de otros amigos habían sido negativas, pero si llegan más entusiasmos como el tuyo y se desequilibra la balanza…

  • Claudia

    Es cierto que así, sin la pluma y el tintero, se ve la página menos sobrecargada. Pero dime o decidme: Cree(i)s de veras que en una balanza desequilibrada la razón se la lleva el plato que más lleno está?
    Besos a todos.

  • eldeyar

    La Red sigue creciendo: para amantes de la fantasía, o más bien de la otra realidad, nace un nuevo blog: es de Elmirth, un elfo del bosque de chips, acapaz de aunar Tierra Media y Tierra Futura, cada día, de tecla en tecla:
    http://elmirth.mydclan.es/
    Por lo que sé, siempre será vuestra casa. Y la mesa: con productos del Bierzo Medio.

  • Jajajaja, veo que la merienda causó en tí buena impresión.
    Aún quedaron productos por degustar, así que cuando quieras hacerlo, ya sabes dónde tienes la mesa puesta.

    P.D. Gracias por la publicidad, pronto arrancará el blog y, espero, os sorprenda agradablemente.

  • Covi

    La verdad, después de leer el post sobre fútbol, no creo que esté fuera de lugar porque todo es educación, fuera y dentro de las aulas.
    En el deporte no impera, tanto en padres que insultan a los árbitros, los jugadores contrarios o a sus propios hijos si no juegan como ellos quieren.
    Por desgracia, los entrenadores o profesores, tampoco son una excepción y, muchas veces, los causantes del abandono de los niños.
    No he tenido un hijo pero sí una hija que ha hecho deporte porque le gustaba, natación. Después de ocho años de entrenamientos y sacrificio por su parte (y la nuestra), lo dejó por la presión e insultos de sus entrenadores al no conseguir los resultados que ellos pensaban eran obligatorios, ser la mejor en las competiciones a nivel de comunidad autónoma.
    No pensaron en la niña, si lo hacía porque le gustaba y disfrutaba con ello, no, tan sólo querían resultados y al no obtenerlos sacaban la falta de educación o, lo que es peor, demostraban claramente que no estaban preparados para ejercer su profesión con niños. Sí, porque no eran jóvenes sino niños de doce años que habían comenzado a los cuatro con el sueño de convertirse en nadadores.

    Lo peor de todo es el daño que se le puede hacer a un niño actuando así hasta el punto que oculte a sus padres lo que le decían por vergüenza y miedo a que fuese la verdad.

    Un beso.

  • P.

    “Pero siempre hay un refugio donde encontrar algo que sea auténtico. La charla íntima con un amigo ante quien nos despojamos de nuestra estúpida fatuidad, en quien encontramos calor, con quien el egoísmo mezquino es impensable”

    Paradero desconocido
    Kressmann Taylor

    En 76 páginas, una historia impresionante. Me la regaló hace tiempo un gran amigo que se fue un 1 de enero, pero que siempre permanecerá vivo en mi memoria. Poe él, este susurro.

  • “La amistad, sin duda, no es ninguna otra cosa que un sentir común en las cosas divinas y humanas, unido con una benevolencia llena de amor. En verdad que no sé yo si los dioses inmortales habrán dado a los humanos alguna cosa mejor que ella, excepto la sabiduría”
    De amicitiae, Marco Tulio CICERÓN

    Porque estos días apetece dar abrazos a los amigos, ¿no? Aunque sea sólo para intentar quitarnos el frío invierno del cuerpo.

    Un beso!

  • eldeyar

    Sí, Nerea: todos los abrazos, incluso a aquellos a quienes nunca hemos tenido cerca.
    Podría haberlo pegado en cualquier otra página, pero lo traigo aquí, porque es un cuento precioso. De Pep Bruno, de quien tenéis una página con muchos datos en esta misma web.
    Podría haber glosado especialmente “La vida de los otros”, pero se trata de un regalo. Disfrutadlo, y que os sirva para el día a día:

    COSAS QUE PASAN                                                                      Pep Bruno

    Una X roja

    El hombre caminaba lentamente. La calle estaba silenciosa y, de vez en cuando, alumbrada por algún candil, perdido, tenue. La ciudad dormía. Las ventanas abiertas dejaban escuchar la respiración pausada, rítmica, de los hombres y mujeres que descansaban dentro. Hacía calor.

    De pronto el hombre se detuvo y de la bolsa que llevaba al hombro sacó un bote de pintura roja y una brocha, los dejó en el suelo. Miró a su alrededor con cautela. Cogió la brocha y la mojó en la pintura. Dibujó una X en la puerta más cercana. Guardó todo en la bolsa y, entre las sombras, desapareció.

    Al amanecer la ciudad fue despertando. Desde el minarete llamaban a la oración al mismo tiempo que los comerciantes montaban sus puestos en el mercado. Poco a poco la gente iba saliendo de sus casas. En ese momento Alí Acbá se disponía a hacer unos recados pero, al abrir la puerta para salir a la calle, descubrió que durante la noche alguien había pintado una gran X roja sobre la madera. Se quedó un rato mirando a la X.

    Allí se encontraba cuando su amigo y vecino Mohamed Sahel se acercó hasta él: Qué te sucede? Preguntó. Alguien ha dibujado esa enorme X roja en la puerta de mi casa. Con qué motivo? Volvió a preguntar. No lo sé, musitó Alí.

    Poco a poco se fueron congregando vecinos alrededor de Alí. Todos miraban y se preguntaban extrañados, pero nadie sabía dar una explicación. Mohamed propuso ir a hablar con el alcaide; todos los reunidos aclamaron con gritos la propuesta. Así pues, la muchedumbre se fue hasta la casa del alcaide y, una vez allí, le llamaron a grandes voces.

    El alcaide escuchó las explicaciones que le dio Mohamed y decidió ir a ver él mismo la X roja. De nuevo el grupo se encaminó hacia la casa de Alí. Como la comitiva estaba encabezada por el mismísimo alcaide la gente que abarrotaba calles y comercios dejaban sus tareas y se unían al grupo.

    Cuando llegaron a la casa de Alí todos los habitantes de la ciudad estaban allí congregados. El alcaide miró la puerta. Miró la X roja. Hizo mmmmmmm. Miró a sus conciudadanos. Volvió a mirar la X. Se acercó a Alí y le dijo en un susurro: Tú no has sido, verdad? Alí negó. Se te ocurre qué pueda significar? Alí volvió a negar. El pueblo esperaba en silencio las palabras del alcaide. Entonces este exclamó: Es un asunto de suma gravedad, tengo que consultarlo con los consejeros.

    Así pues fueron convocados los consejeros para tratar el asunto de la X roja pintada en la puerta de la casa de Alí Acbá. La gente volvió a sus ocupaciones pero, de vez en cuando, alguien salía de la reunión para dar alguna novedad que corría eléctrica de boca en oreja por toda la ciudad. Llegó la noche y el consejo pospuso su decisión hasta el próximo día.

    La ciudad se fue recogiendo. En todas las casas hubo tema de conversación antes de irse a acostar. Hacía calor pero los habitantes de aquel lugar ya no estaban adormecidos, ya no eran sonámbulos. Finalmente la noche cerró los ojos y las persianas de todos y todas. En sus jergones las gentes soñaban con misteriosas señales en las puertas de las casas.

    En el silencio de la noche un hombre como una sombra se desplazaba por la calle. Cuando llegó a la puerta con la X roja se detuvo, sacó una tela de su bolso y limpió la señal. Cauteloso abandonó el lugar.

    Para aquel hombre había sido estupendo pasar un día tan entretenido, un día en el que por fin la monotonía de la rutina se había quebrado y en el que toda la ciudad parecía haber despertado de su letargo. Y todo sólo con un bote de pintura roja y una brocha. El hombre sonreía mientras abría la puerta de su casa.

    La oscuridad le impidió ver que alguien había dibujado un círculo azul en ella.
    Pep Bruno. http://www.pepbruno.com/

  • eldeyar

    Otro regalo: Aletheya. Ha nacido en el Valle de Camargo, en Cantabria, un lugar muy querido para mí, en el que he vivido algunos encuentros inolvidables con chicos de los dos institutos. Y con sus profesoras, como Blanca Gutiérrez, una de las impulsoras de esta iniciativa en la red, a la que invita a todos mediante este texto:

    Afortunada iniciativa de fomento de la lectura

    En este contexto de desánimo generado por el informe PISA, según el cual los jóvenes españoles leen poco y, por ello, muestran enormes carencias en la comprensión de los textos, hay que celebrar iniciativas como la desarrollada por la Asociación Cultural “Aletheya” que tienen por objeto fomentar el hábito lector entre los jóvenes.
    Precisamente, el próximo día 27 de diciembre se hará entrega de los premios del Primer Concurso de Lectura Crítica para jóvenes de entre 16 y 24 años, que dicha Asociación ha convocado con la colaboración de la Obra Social de Caja Cantabria.
    El concurso presentaba la novedad de servirse de las nuevas tecnologías para impulsar el hábito lector. Por medio de un” blog” en la página web de la Asociación Aletheya ( http://www.aletheya.es), los jóvenes, organizados en Clubes de lectura, han tenido la oportunidad no sólo de exponer las críticas realizadas sobre las obras que se les habían propuesto, sino también intercambiar con otros lectores las reflexiones y comentarios que dichas obras les habían sugerido.
    En concreto, los 23 clubes de lectura y algo más de 80 jóvenes participantes han presentado las críticas de estas obras: “El cadáver arrepentido” ( de José Mª Guelbenzu), “ Corazón de tango”( de Elia Barceló ), “ Los peces de la amargura”( de Fernando Aramburu ) y el ensayo “ La historia del mundo en seis tragos” ( de Ton Standage). Trabajos que han elaborado tras la lectura de las obras y el contacto mantenido con los autores de las mismas, de acuerdo a la programación realizada por Aletheya y Caja Cantabria. Un contacto que en unos casos ha sido directo -como ocurrió con Guelbenzu y Elia Barceló-; en otros, a través del blog -que así pasó con Fernando Aramburu-; y mediante videoconferencia, que éste fue el caso del autor inglés Tom Standage.
    Lo cierto es que las críticas presentadas revelan enorme calidad y creatividad. El propio Fernando Aramburu, uno de los autores leídos, comentaba al respecto: “Es admirable la sensibilidad y hondura de criterio con que han sido escritas. En algunos casos, me sorprenden con apreciaciones de una gran sutilidad en las que yo mismo, el autor, no había reparado”.
    En vista del éxito obtenido por esta iniciativa desarrollada por la Asociación Cultural Aletheya, no parece estar todo perdido. Hay suficientes razones para el optimismo. Es posible generar en los jóvenes el gusto por la lectura, una actividad enormemente valiosa en su proceso de crecimiento intelectual, pues no sólo les ofrece experiencias de vida y una amplia gama de conocimientos, sino que les proporciona también el enriquecimiento de la lengua, herramienta fundamental para acercarse a los distintos saberes. De lo que se trata, por tanto, es de que tanto entidades privadas como organismos públicos pongan en marcha cuantas experiencias permitan acercar la lectura a los jóvenes.

  • eldeyar

    Y un grito, mucho más que un “basta ya”. Impotencia, rabia. Noticias como la que pego aquí son diarias desde hace años: todos los de la intifada que nuestra prensa silencia. Es diario, por desgracia. La injusticia de nuestro estado y de la comunidad internacional no se limita a lo más conocido, al exilio en la hammada argelina: en los territorios ocupados por Marruecos se vive una represión sistemática. Más sistemática es aún la resistencia, pese al silencio. Con rabia, con dolor, acariciando la cabeza de cada uno de los de la lista, en estas navidades hipócritas, ajenas al dolor del mundo:

    En la tarde del martes 25 de Diciembre de 2007, las familias de los 15 desaparecidos, víctimas de la emigración clandestina, desde finales del año 2005, hicieron una protesta pacífica el barrio de Maatala. Las familias acusan a las autoridades marroquíes de su desaparición.

    Los cuerpos de seguridad y de intervención rápida cargaron brutalmente contra los manifestantes. Esta intervención hizo que la población saharaui en la ciudad de El Aaiun respondiera inmediatamente en la mayoría de los barrios de la ciudad, alzando banderas del Frente POLISARIO y eslóganes a favor de la independencia del pueblo saharaui. Las autoridades de Marruecos a su vez continuaron con la represión durante toda la tarde en distintos barrios de la ciudad. El resultado fue el siguiente:

    Casas saqueadas: las autoridades durante su intervención saquearon decenas de casas en el Barrio de Maatala, en la avenida del Maghreb Arabe y en el Barrio Linaach.

    La lista de heridos ha sido muy elevada:

    1 ˆ Bacha Babeit: una fractura en la pierna
    2 ˆ Salha Mohamed Bachir Butanguiza
    3 ˆ Mahfud Baiba Cherif
    4 ˆ Mailamnin Hamdi Suayah
    5 ˆ Fatma Sueyah
    6 ˆ Tfarrah Rayas
    7 ˆ Lhafed Rayas
    8 ˆ Bacha Rayas
    9 ˆ Larosi Dah: fue torturado y arrojado en las periferias de la ciudad cerca del río Saguia El Hamra , luego fue ingresado en el Hospital en calida de detenido
    10 ˆ Jadija Moulay Ali
    11 ˆ Suadu Sidi Haiba
    12 ˆ Zahra Mulay Ali
    13 ˆ Salam Lakuara Almadkuri
    14 ˆ Lamina Lakuara
    15 ˆ Taghla Butanguiza
    16 ˆ Aicha Rayas
    17 ˆ Zahra Rayas
    18 ˆ Enguia Rayas
    19 ˆ Naya Rayas
    20 ˆ Jaya (madre de la familia Rayas )
    21 ˆ Mbarka El Aud
    22 ˆ Baba Chiaa
    23 ˆ El Ghalia Zraibiaa
    24 ˆ Sidi Mahmud Lajlifi
    25 ˆ Simu Haddi

  • ¿ Qué os parece el artículo de Jesús Ruiz Mantilla en El País del día 31/ XII, sobre la irrupción del ” iPod de los libros”?
    Me he puesto muy nerviosa al leerlo.
    Si alguno no lo ha leído, lo he colgado en el blog de Aletheya.
    ¡ Feliz año a todos!

  • El lunes, 31 de diciembre, leí en El País un reportaje de Jesús Ruiz Mantilla que me puso un poco nerviosa.
    Decía: ” La irrupción del ” iPod de los libros” pone en guardia a los editores españoles.”

    Yo quisiera preguntaros lo que opináis, pues no lo veo muy claro.
    Lo importante es leer, pero…

  • ¿ Habéis leído el reportaje de Jesús Ruiz Mantilla en El País del día 31 de diciembre?
    Decía: ” La irrupción del ” iPod de los libros” pone en guardia a los editores españoles. El revolucionario aparato electrónico permite leer hasta 90.000 títulos”…

    Yo no sé qué pensar, pero me he puesto nerviosa.

  • eldeyar

    Otro regalo, este de un poeta saharaui, Ali Salem Iselmu. También tenéis el enlace con la página de la Generación de la Amistad.

    La noche del silencio < http://generaciondelaamistad.blogspot.com/2008/01/la-noche-del-silencio.html>

    Hermosa era aquella noche bajo el cielo azul y brillante del Sahara, aquella fue una noche remota de silencio y paciencia, todo estaba tranquilo y quieto en aquel frig que había acampado en Aguerguer, la lluvia inundó el desierto y entonces sembró el milagro y lo convirtió en tierno pasto para que aquellos nómadas quedasen en esa tierra.

    Los guerreros nómadas del desierto lo primero que hacían para asentarse en un lugar era asegurarse del suministro del agua, sin el agua nada se podía hacer. El más anciano de todos era quien inspeccionaba detalladamente la arena del uad y hacía una lectura profunda del tipo de tierra y vegetación, después planteaba a los demás varias sugerencias y entre todos decidían donde iban a empezar a cavar para encontrar agua en buenas condiciones que pudiera servir para el consumo de las personas.

    Corría 1970, el año de la sublevación de Zemla, en el desierto del Sahara aún se podían encontrar gacelas en estado natural pastando cerca de los oasis, los niños en su mayoría estudiaban el louh y con ello aprendían las primeras palabras del alfabeto, luego empezaban a observar a los mayores cómo cuidaban del ganado, calculaban las distancias e intentaban interpretar el tiempo y saber entre el tipo de tormenta de arena qué podía hacer; la badia era un ejercicio constante de subsistencia y sobriedad, la mayoría de los hombres saharauis estaban dotados para caminar largas distancias, consumir poco agua y comida mientras las mujeres eran dueñas de las jaimas, ellas tenían la capacidad de asumir todo tipo de riesgos y tomar cualquier decisión para sacar su familia hacia delante. Así siempre ha sido en el Sahara desde tiempos antiguos.

    Otear en busca de comida para los animales era una de las tareas constantes a la que se veían sometidos los habitantes del Sahara Occidental; el ganado tenía que estar en un lugar seguro donde podía sobrevivir, porque todo estaba interrelacionado. La experiencia de nuestros abuelos había demostrado que el desierto era un ejercicio de búsqueda permanente de la vida, las distancias trazadas eran permanentes historias contados de unos para otros, sólo mediante las leyendas narradas por los beduinos acerca de pastores y camellos que habían muerto en desiertos lejanos y misteriosos donde nada podía sobrevivir, uno podía tener una idea de cuán lejos puede estar un lugar; La hamada era ese entorno estéril que los saharauis no conocían, una inmensa llanura pedregosa llena de pequeñas colinas que anuncian un paisaje casi de aspecto lunar en el que nada crece. Sin embargo los saharauis con un enorme sacrificio y una voluntad de hierro pudieron arrancarle vida, amor y resistencia a un sitio en el que jamás se pensó que podía desarrollarse algún tipo de actividad humana.

    Una vez delante de la comisión de identificación de votantes para el referéndum en el Sahara Occidental un marroquí de la ciudad de Tánger me dijo: “¿cómo podéis sobrevivir en un sitio tan duro?”

    Yo me quedé sorprendido como quién no se esperaba la pregunta y le contesté con cierta rabia, diciéndole que cuando llegamos a este lugar yo era un niño muy pequeño y no había nada pero la impotencia y la injusticia obligaron a nuestro pueblo a arrancarle vida a esta estéril inmensidad.

    El hombre comprendió la magnitud de mis palabras y con una sonrisa pícara me volvió a preguntar “¿por cuánto tiempo más estáis dispuestos a permanecer en este lugar?”

    El tiempo que haga falta, porque nosotros nacimos nómadas y libres, sólo estamos atados a las nubes, el viento, las noches profundas y estrelladas del Sahara.

    Ali Salem Iselmu < http://www.generacionamistadsaharaui.com/biografias/Biografia_Pirri.htm> , Generación de la Amistad Saharaui

  • Claudia

    Conmueve hasta la médula el relato de Ali Salem Iselmu y, con el corazón encogido y mucho respeto, me incita a pensar que la sabiduría no está en el graduado escolar, sino en la montaña de arena.
    Yo hoy quiero dejar aquí mi susurro sobre la dolorosa pero bellísima película “Hoy empieza todo”, del francés Bertrand Tavernier. Es posible que ya la hayáis visto porque es del año 1.999, pero yo acabo de paladearla y no me resisto a escribir aquí sobre ella.
    Se nos presenta sin ambages la ácida realidad de una escuela de educación infantil situada en un barrio minero francés maltratado por el paro, la ignorancia, el alcoholismo y la pobreza.
    Frente a la pasividad de las administraciones políticas y educativas y la ineficaz burocracia de los servicios sociales, asistimos a la vocación (querer hacer), la profesionalidad (saber hacer) y la pasión (querer saber y saber querer) de Daniel, el director de la escuela, y las maestras que comparten y creen en su lucha.
    Se puede vivir de muchos modos pero hay modos que no dejan vivir. Daniel lo sabe y con él asistimos a la exposición de la educación como un arte a sabiendas, no sin buena dosis de dolor, rabia y frustración, que para aprender cualquier arte son necesarias, al menos, dos cosas: el dominio de la teoría y el dominio de la práctica. Él es un buscador rebelde que lucha en cuerpo y alma para intentar cambiar la injusticia que le rodea.
    Es una denuncia social, sí, pero también un canto a la escuela entendida como un espacio de solidaridad y de creación colectiva, como un hervidero de afectos, emociones y esperanza para construir un futuro mejor.
    Es otra mirada sobre el germen enfermizo que prende en la tan cacareada sociedad del bienestar que deshereda sin compasión a los más necesitados.
    La cámara busca constantemente las miradas de los personajes y lo que ven esas miradas, presentándose como el ojo que todo lo ve. Unas veces, la crueldad y el drama; otras, la ternura y la poesía, potenciada ésta por una voz en off que lee hermosos textos pero (y aquí es donde yo le pongo un pero a la película), con tanta rapidez que el mensaje transmitido pierde ritmo y tono intimista.
    La historia está basada en las experiencias de su guionista, Dominique Sampiero, que fue profesor y director de un centro escolar y que desde hace un tiempo está más centrado en sus facetas de poeta y novelista. A posteriori, frente a lo que es habitual, escribió “El tiempo cautivo” (Ed. Pre-textos) a partir del guión de “Hoy empieza todo”.

  • Ana T

    Una emoción, sacada de “El libro de los abrazos”, de Eduardo Galeano (emociones y abrazos nunca sobran):
    “Diego no conocía la mar. El padre, Santiago Kovadloff, lo llevó a descubrirla.
    Viajaron al sur.
    Ella, la mar, estaba más allá de los altos médanos, esperando.
    Cuando el niño y su padre alcanzaron por fin aquellas cumbres de arena, después de mucho caminar, la mar estalló ante sus ojos. Y fue tanta la inmensidad de la mar, y tanto su fulgor, que el niño quedó mudo de hermosura.
    Y cuando por fin consiguió hablar, temblando, tartamudeando, pidió a su padre:
    -¡Ayudame a mirar!”

  • eldeyar

    Después de los emocionantes regalos de Claudia y Ana T, un grito, casi desesperado: de nuevo por el Sáhara Occidental: informan los chicos del Poemario por un Sáhara Libre, que los soldados de la ONU (la inútil e indiferente MINURSO) mancillan sin parar los inmensos legados arqueológicos que aún se conservan. He visto fotos de sus pintadas en la Cueva del Diablo, en Leyuad, el lugar más mágico que me ha sido dado conocer en mi vida. Podéis enfadaros viéndolas en El Observador (http://www.revistaelobservador.com/index.php?option=com_content&task=view&id=1259&Itemid=1) como yo me he enfadado. Me duele terriblemente.
    Por pura nostalgia, quiero dejar aquí un fragmento de “La Zancada del Deyar”, el libro que escribí sobre la vida agonizante de la civilización nómada en el Sáhara Occidental.

    “Nunca he visto una belleza tan atronadora y tan quieta, nunca. En las Cuevas del Diablo, en el corazón de los galaba de Leyuad, la tierra, el desierto, es un segundo congelado del origen del mundo. Los redondos y pulidos corazones de piedra son una inmóvil ebullición. Ahora escribo estas notas desde un refugio primitivo en el que un antepasado dibujó una pareja de gigantes. Están aquí, enterrados, cerca de mí, algunos de ellos. Son las tumbas de una raza abrumadora, por su tamaño y por el peso de su recuerdo. Habub las ha medido a pasos, y al apartar una de las piedras caídas ha jugado, con el pie desnudo, con un escorpión de unos catorce centímetros, invitándole a atacar. Sus reflejos de combatiente son tan rápidos como fuerte es su brazo, con el que ahora mismo lanza piedras hacia un nido, colgado del techo de esta cueva primitiva. Cuando Limam y yo lo intentamos, nos reímos como locos por lo ridículo de nuestros tiros, y dejamos nuestras carcajadas atrapadas en las piedras imantadas, a la espera de que una contracción las libere y aumente la leyenda de estas cuevas, al llegar a los oídos de algún caminante del futuro.
    Este lugar está lleno de misterio, miedo, grandeza, y valentía. Aquí mismo comenzó a tejerse el tapiz de la vida, la tela de la jaima primigenia que lanzó al hombre a la conquista del desierto. Estos hombres de la badía que llaman corazones a las montañas, los mojones del desierto, deberían llamar a estos Corazones de los Generosos ‘kilómetro cero’.
    Anoche dormí en la cueva de los pastores de Belén, y ahora estoy en la cueva de los pastores de la civilización. Sobre mi cabeza, una jirafa pintada hace miles de años. En mi turbante negro, el olor del humo del año cero, del nacimiento de la era. Y ante nosotros, a la sombra de una talja, como su abuelo el camello, el Land Cruiser “Marianne Faithfull”, María, llena de fe, crucero del desierto, Sahara Cruiser, que nos permite viajar por el tiempo. Hamduliláh.”

  • P.

    “A excepción de Almon el pescador, a quien nadie prestaba atención porque todos le despreciaban, no había en el pueblo nadie que pudiera enseñar a los niños que la realidad no es solo lo que el ojo ve, lo que el oído oye o lo que la mano puede tocar, sino también lo que está oculto al ojo y al contacto de los dedos, y que se revela a veces, solo un instante, a quien busca con los ojos del espíritu, a quien sabe escuchar con los oídos del alma y tocar con los dedos de la mente.”

    “De repente en lo profundo del bosque”
    Amos Oz
    Para ti, seas quien seas, estés donde estés.

  • DEL ÁRBOL A LA RED (PROPUESTA)
    Echo de menos, en los blog y web que he visitado (que ya van siendo un número considerable), el paso de lo arbóreo a lo reticular. Y esta web, gestionada por y centrada en ese apóstol (no hay más que ver la foto: puro Grco) de la amistad que es Gonzalo, me parece un lugar idóneo para intentar el salto. El primer paso podría ser una sección “¿Quién es quién?” para que lxs participantes nos conociéramos entre nosotrxs. En realidad, muchos datos ya están ahí, pero creo que sería bueno intentar estructurarlos, convertir el guateque en asamblea.

  • eldeyar

    ¡Bienvenido, Carlo!
    Una pregunta, antes de lo que propones: ¿incluyes a los blogs en tu tesis del “Liberespacio”? ¿Qué influencia crees que tiene la red de blogs en la disfusión horizontal de la literatura? ¿Deberíamos destinar ciertos textos a la digitalidad y la gratuidad?
    Con respecto a tu sugerencia: me encanta, pero sin datos personales, para que no se convierta en una “pasarela”, sino en un espacio para la sinceridad e incluso la autoironía.
    Por mí, adelante.
    Gonapóstol, 🙂

  • eldeyar

    Y una precisión “brrrrrrr”: niego la mayor: en la página inicial de esta web no hay nada sobre mí: el último libro de Ricardo Gómez, el primero de Mónica Rodríguez, el espectáculo de María Parrato (sobre un texto mío, es verdad), la carta de una amiga sobre el racismo cotidiano, el premio de Sandra, las Palabras por la Lectura de Javier Pérez Iglesias, el millón de visitantes de una biblioteca de Medellín, esta sección dedicada a que cada cual cuelgue su grito o su susurro…
    Gongruñón, 🙁

  • Ana T

    Me gusta la propuesta de Carlo, pero aceptando la norma que apunta Gonzalo: nada de autobombo. Estaría bien poder acudir a esa asamblea con un disfraz como de carnaval, no para engañar sino por puro juego, y solo mostrarnos por dentro…

  • eldeyar

    En relación con la barbarie de los soldados de la ONU en el Sáhara Occidental, Conchi, del Poemario, ha colgado en su web (http://hazloquedebas.blogspot.com) un texto suyo de hace unos años sobre Leyuad, “Los Generosos”. Hay que saber antes de leerlo, para valorar aún más el texto y la fuerza de Leyuad, que ella no ha estado en el lugar: todo lo que dice es en base a lo leído y escuchado sobre un lugar tan lleno de belleza, misterio y poesía:

    “Y en la llanura de Tiris, lugar mágico, esencia de la auténtica saharauidad, se encuentran los montes de Leyuad, unos enormes bloques graníticos, de color negro, que emergen súbitamente de la llanura. Las pinturas rupestres que se encuentran en sus numerosas cuevas y cavidades, joyas de la humanidad víctimas también de este penoso conflicto que dura demasiado desde hace demasiado tiempo, demuestran que allí habitaron hace millones de años los antiguos pobladores del Sahara, se llamaran entonces como se llamaran aquellos hombres prehistóricos. Los majestuosos montes de Leyuad hermanos de otra otra montaña sagrada, el Uluru, ese enorme monolito rojizo en el centro de Australia, son hogar de la cueva del Diablo, desde donde se puede contemplar en todo su esplendor la inmensidad de esta basta llanura.

    Demonios (yin), ecos del pasado, extraños lamentos, huellas prehistóricas y el sonido del silencio dominando hasta los propios pensamientos, hacen que durante siglos los viajeros, de la tierra y los venidos de lejanos lugares, se hayan sentido atraídos sin remedio por este paisaje de belleza extrema. Tiris es el ombligo del verdadero Sahara, la esencia del pueblo saharaui, la poesía, el nomadeo, la búsqueda de agua, los camellos, los pozos, la alegría de la lluvia y la desolación de la sequía, ir tras las nubes, la libertad, buscar los pastos, la música, la religión, la nostalgia de un feliz tiempo pasado.

    Tan sólo con recitar los nombres de la tierra, en hasania se hacen evocadores poemas. Tiris la hermosa, novia de los poetas, envidiada por las mujeres más bellas. No te conozco pero cuánto te añoro.”

  • Claudia

    Pues yo soy quien vibra, por ejemplo, con este Folon de Salif Keita:

  • FELICIDADES AL PUEBLO SAHARAUI; LA ONU RECTIFICA Y SE COMPROMETE A RESTAURAR LO DESTROZADO. La prensa internacional recoge la destrucción de los yacimientos arqueológicos saharauis por parte de soldados de la ONU. Artículos de Le Monde, BBC, Radio Nederlan

    http://afp.google.com/article/ALeqM5gDhuKUiNa-18zmQtTr8vsrjxNVBQ

    Militares de la ONU deterioran un sitio prehistórico en Sáhara Occidental
    Hace 3 horas
    LONDRES (AFP) — Militares de la ONU miembros de la misión de Naciones Unidas en el Sáhara Occidental (Minurso) deterioraron un sitio prehistórico que contiene representaciones de animales y humanos grabados en la roca, informa este jueves el diario británico The Times.
    Según el diario, que cita a un responsable de las Naciones Unidas, miembros de la Minurso hicieron grafitis en las rocas grabadas del sitio conocido como ‘Montaña del Diablo’.
    “Estaba consternado. Son oficiales”, indicó Julian J. Harston, representante especial de la ONU en el Sáhara Occidental.
    Según The Times, varios autores de grafitis los han firmado y fechado, revelaron sus identidades y países de origen. Un croata, por ejemplo, firmó ‘Petar CroArmy’, mientras que ‘Evgeny’, un ruso, escribió AUI, código de la base de la Minurso. ‘Ibrahim’ escribió su nombre y matrícula en una pintura que representa una jirafa.
    Harston indicó que los oficiales serían sancionados por la ONU. “Vamos a hablar con sus respectivos países”, dijo.
    Harston también precisó que pide a la UNESCO que financie la limpieza de las pintadas.

    http://www.canarias7.es/articulo.cfm?Id=82546

    jueves, 31 enero 2008, actualizado a las 19:44 h.
    La ONU castigará a los soldados que dañaron los yacimientos rupestres en el Sáhara

    EFE.Rabat
    La misión de Naciones Unidas en el Sáhara Occidental informó hoy de que castigará mediante la apertura de medidas disciplinarias a varios soldados que dañaron en los últimos meses pinturas rupestres en ese territorio.
    El jefe de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (Minurso), el británico Julian Harston, lamentó esos actos de “vandalismo” y declaró a EFE que “se acabará” con ese tipo de comportamientos.
    “Lamentablemente, no faltan ese tipo de actos vandálicos”, reconoció Harston, quien explicó que, además de las medidas disciplinarias contra los siete soldados que al parecer fueron responsables de hacer pintadas en el yacimiento, se están poniendo carteles en las zonas afectadas para advertir del valor de las pinturas y evitar que se repitan ese tipo de comportamientos.
    Estas pinturas, de unos seis mil años de antigüedad, se encuentran en la conocida como la Cueva del Diablo, al sureste del Sáhara Occidental, en la zona del territorio controlada por el independentista Frente Polisario.
    Al parecer los autores de los actos vandálicos -que consistieron en pintar palabras en varios idiomas sobre las figuras con spray de pintura azul y blanca- pertenecían a la base que la MINURSO tiene en Agwanit, cerca de la frontera con Mauritania.
    “Este tipo de herencia cultural tiene que estar protegida. Y ahora sería un estúpido aquel soldado que intentara hacer un daño parecido”, comentó Harston a propósito de los actos cometidos por personal de la misión.
    Harston valoró además el trabajo conjunto y la cooperación de los expertos que han revelado el alcance de los daños sufridos por el yacimiento, el británico Nick Brooks, de la University of East Anglia, y el español Joaquim Soler, de la Universitat de Girona.
    Precisamente los trabajos de la Universidad de Gerona habían permitido identificar en las paredes centrales de la Cueva del Diablo figuras humanas de cerca de dos metros de altura, vestidos con túnicas y escoltados por personajes de tamaño natural.
    En el yacimiento también se han descubierto varias hileras con decenas de gacelas grabadas que parecen correr sobre la pared de la cueva.
    El diplomático británico aseguró a EFE que los soldados de la ONU en el territorio están siendo “reinstruidos” en el código de conducta que tienen que observar durante su trabajo en el territorio, con administración de Marruecos, que se lo anexionó en 1975 pero que no controla en su totalidad.
    En Rabat, el portavoz del Gobierno marroquí, Jalid Naciri, declaró: “no tenemos todavía informaciones precisas al respecto, por lo que no podemos expresar más que una postura de principios”.

    “Es evidente que, tratándose de un emplazamiento arqueológico, debe preservarse, porque se trata de un bien no sólo de Marruecos, sino de toda la humanidad. Eso está claro”, agregó Naciri, quien no hizo más comentarios sobre el suceso.
    Ya el pasado 16 de enero MINURSO admitió que varios de los actos vandálicos contra algunos yacimientos rupestres en el Sáhara Occidental habían podido ser cometidos por soldados de la misión, aunque en un comunicado indicó que otros daños “claramente habían sido hechos por otros durante varios años”.

  • Criscortes

    Hola a todos!!Me ha sorprendido la calidad de los post!!Qué interesantes!!A mi me gustaría recomendaros una nueva novela policiaca, que sin duda os hará desconectar de este mundo de locos. Se trata de Un Asesinato piadoso, de José María Guelbenzu (Tal vez a alguno os suene ya que es colaborador de las secciones de opinión y cultura y ejerce la critica semanalmente en el suplemento de libros Babelia de “El Pais”). Bueno, a lo que iba, se trata de la cuarta novela de una saga que tiene como protagonista a la Jueza Mariana de Marco (una mujer en el papel de investigadora, algo inusual en la novela negra). Es una novela realista, la temática es actual y vigente, ya que se basa en un caso de malos tratos. La estructura gramatical es más bien sencilla y no se hace nada pesada. Es perfecta para desconectar!Espero que os guste!

  • namarie

    Hola! Yo también he leído “Un asesinato piadoso” y creo que Guelbenzu hace un trabajo magnífico al coger un tema como los malos tratos y convertirlo en una novela policíaca interesante entretenida e inteligente siendo sutil y sin caer en la denuncia oportunista. Un saludo y animo a todos.

  • eldeyar

    ¡Qué bien! Tenía alguna duda sobre el libro de Guelbenzu, y vuestra recomendación me convence. ¡A por él!
    Esta página de la web estaba muy descuidada, y me habéis hecho recordar que de vez en cuando hay que revitalizarla. ¡Lo haré!
    Gonzalo.

  • Diegorodriguez

    Hola. Suscribo todo lo que decís sobre la novela de J.M Guelbenzu. Yo no dude en leerla porque he leído las otras novelas de la serie policiaca que protagoniza la Juez Mariana marco y me han gustado (así que la lectura era casi obligada) y porque sigo a J.M Guelbenzu desde que publicó El rió de la luna y nunca me ha defraudado.

  • Alexandra

    Hola! Estoy de acuerdo bastante de acuerdo con vosotros en lo que respecta a J.M. Guelbenzu. Un asesinato piadoso es la primera novela que he leído de la saga protagonizada por la juez Mariana de Marco y me ha parecido un buen libro de intriga. El hecho de que la protagonista sea una mujer inmersa en un caso relacionado con malos tratos da un toque distinto a lo habitual aunque sin perder las líneas maestras del género, en las que Guelbenzu se desenvuelve muy bien. Un saludo.

  • Namarie

    Un asesinato piadoso es una novela que está bastante bien. Para ser realistas, no es una novela que se vaya a llevar el premio novel de literatura, pero es perfecta para estas tardes grises de otoño en las que enganchas un libro con ganas y no paras hasta terminarlo (este fue mi caso). La temática realmente es muy actual (a diario escuchamos en el telediario o leemos en los periodicos, nuevos casos de maltrato, ya sea físico o psicológico, como en este novela), pero además, los personajes son muy reales, cotidianos. No dejeis pasar la oportunidad de leerlo, porque está muy bien!