Noticias

PRESENTACIÓN DE “TUVA” EN MADRID.

“Dijo que si una persona comprendiera el alma de un caballo comprendería a todos los caballos que habían existido” (Cormac McCarthy, “Todos los hermosos caballos”)

 

Y, sin embargo, yo no supe comprender ni siquiera el alma de un ser humano al que le debo seguir escribiendo, Alguien (que me ha pedido que quite su nombre), a quien no fui capaz de invitar a estar presente en la presentación de la novela que nunca habría llegado a escribir sin su aliento. Día a día, durante meses, Alguien esperó cada avance en mi camino de escritor, reviviendo los pasos de mi camino como viajero, sugiriendo y valorando para que cada párrafo fuera lo que es. No es un asunto personal, es una lección: para mí, y espero que para alguien más: no escribimos solos, siempre hay alguien que nos ayuda, que nos apoya, y saber reconocerlo hace mejor lo que escribimos. Y al revés. El viaje cansa, el polvo y el barro manchan, y el camino por la vida no es distinto. 

Tampoco estuvieron, por salud y por distancia, Beatriz Coll y Alex Swainn. Beatriz está escribiendo ahora su Gran Novela: su hijo, que desde dentro le recuerda lo difícil que es alumbrar vida. Alex está en Barcelona, donde trabaja y donde sueña con apacentar caballos. Ambos hicieron el viaje conmigo, hace ya casi cinco años, a Tuva. Que sí, existe. Que sí, que he querido en este libro que nos recordara con su existencia que la vida cerca de la naturaleza, hablando con los espíritus de la tierra y el agua, de la nieve y el aire, aún existe, aún tiene la oportunidad de sobrevivir en este mundo de cemento, acero y plástico. Que la tierra virgen está ahí, diciéndole a cada joven que se levante y ande, que sea un incansable curioso, que se lance a los caminos y las estaciones como metáfora de la vida, para saber buscar también en los caminos de la ciencia y del arte. Que viajar es el inicio del Gran Viaje.

Sí que estuvieron muchos que quisieron acompañarnos en esta puesta en sociedad, a disposición de quienes deseen rehacer mi viaje, como yo se lo ofrecí a Marcos, mi otro yo de 18 eternos años, mi viajero interior, sentimental y curioso. No estuvo Alguien por mi estúpido olvido, pero sí estuvo María José Gómez-Navarro, que en cuanto supo de mi viaje quiso editar un día ese libro, que regateó conmigo el número de páginas, deseosa de que el libro llegara al mayor número posible de lectores, y que lo editó primorosamente. Y Agustín, que después de un chico llamado Emilio y de Álex, me ha enseñado lo que sé de caballos, él que es domador plenipotenciario de caballos difíciles. Estuvo también Santos, el incansable viajero de la calle Serrano, que desde su librería De Viaje sabe ofrecer su tiempo y su pasión a quienes tenemos un viaje que contar. Y Pilar Careaga, directora editorial de Edelvives, que nos hizo de vínculo entre todos. Estuvo también José Miguel López, el inefable e inestimable conductor del Discópolis, de Radio 3, en cuya emisión escuché un día a un cantante tuvano diciendo que en su país, Tuva, los pastores domaban a sus caballos cantándoles. De su sabia mano escuchamos algunos temas de Yat-Khá, el grupo que desencadenó esta maravillosa locura. Y sí, también estuvo Fernando Marías, que habló de literatura y caballos, de lo que él calificó de género de libros de caballos. Y me sentí como un impostor, pero deliciosamente, junto a Cormac McCarthy, que también para él es el mejor escritor vivo del mundo. Y, por no citar a profesores, amigos, viajeros anónimos, arqueólogos apasionados, marionetistas, ilustradoras, escritores, editores, citaré a dos poetas de la badía saharaui, Bahía Awa y Limam Boisha, a los que mi relato arrancó un recuerdo dormido: que en su desierto fértil también los pastores cantan a sus camellos, como los tuvanos a los caballos, e incluso les silban, en un shygut de la badía que ahora me atrae, casi me obsesiona, para que pasten mejor, para que desvíen su camino hacia los pastos.

La tarde concluyó con un pase de diapositivas en el que aparecieron los personajes reales, en su carnal mismidad, como Aneyhaak a sus doce años, como Aydemir a lomos de su caballo, como el jinete del pie de goma, como el ejecutor de los televisores, como Hombre Pájaro, como Ondar Ool confesándome que su abuelo aún domaba a sus caballos cantándoles, como el Chamán de chamanes abriendo el cofre del pasado remoto para reconocer que el jomeid  fue un arte chamánico para hablar con la naturaleza a través de los caballos. Estuve precipitado, porque intuía que se hacía tarde, que el misterio del alma de los caballos no podía hacer olvidar a nadie el ritmo del reloj, ni los compromisos adquiridos en un Madrid tan lejano de Tuva como de la Luna. Pero no era así, y por eso agradezco tanto tanto cariño, y tanta pasión.

Así, con errores imperdonables, asomándome a la bruma del mundo y de mí mismo, presenté Tuva. Así me ayudaron algunos a abrir a todos los páginas de lo que Alguien arrancó de mi pereza y mi falta de fe de las entrañas de mí mismo. A todos, a Alguien en especial, gracias.


 

  • Tuvo que ser una maravilla de viaje.:) Ya me gustaría poder acudir a la presentación. Un fuerte abrazo,

    Iraide

  • Blanca

    ¡ Qué pena no poder estar ahí!
    ¿ Lo vas a presentar por Cantabria?

    Un abrazo muy fuerte. Blanca

  • Quién pudiera teletransportarse a Madrid esa tarde, ains.
    Se lo diré a mis amigos madrileños, 😉
    Besos!

  • Bahia y Conchi

    Allí estaremos. Un besazo

  • No podremos estar en Madrid. Tras el deshielo, hemos de viajar con los caballos y cabras y montar el aal de nuevo.
    Te acompañaremos TODOS los Hunayic, desde Aydemir hasta Nadie; notarás nuestra presencia. Incluso ordenaré que alguien en el aal cante Kárgara para tí en el momento de la presentación.
    Amurak Kezik!

  • Helena

    He leido Tuva y me ha gustado mucho, aunque no tenga “edad” juvenil. Ha sido un viaje al fondo de algo ancestral que habita en mi barriga y he llorado añorando ese “algo”. Me encantaria estar en Madrid para ver la cara de esa voz que escucho desde hace mucho y me afrece musicas del mundo en otras lenguas, me encantaria estar en Madrid porque es un placer verte y oite.

  • eldeyar

    Amurak, Saaskia… No os lo creáis, 😉
    Detrás de esta Saaskia está una buena amiga, tuvana de honor, tan conocedora de los caballos como Aydemir y todos los chamanes…
    Besos, Saaskia…
    Y gracias a todos, y os espero a todos, en persona o en alma…

  • Espe

    Allí estaré,si nada me lo impide.
    Un beso.

  • Si puedo me acerco.
    Un abrazo

  • ¡Vaya! Yo montando el teatro y Gonzalo descubre (casi) mi identidad. Has roto el encanto de la voz desde Tuva, ja, ja.
    Gracias por tus palabras pero solo “intento conocer, cada dia mejor, la mente de los caballos”; que no es lo mismo.
    Besos a mi buena amiga Helena, también.
    Lo mejor para ti y para todos en la presentación.

  • Querido Gonzalo,
    Me gustaría poder acudir a esta presentación, lástima que viva en Zaragoza… He leído hace poco “El síndrome de Mozart” y he quedado como siempre con todos tus libros, impresionada. Un libro de tan pocas páginas que dice tanto de la música, de la comunicación y de las relaciones. Sentimientos bien expresados, me lo leí en dos días, sin poder despegarme del libro. Me ha gustado tanto como me gustó “Palabras de Caramelo”, que me dejó una ternura en el corazón que pocos libros consiguen. Soy una gran admiradora tuya y como escritora de literatura infantil, ya me gustaría escribir libros como tú… A mi hijo de ocho años también le gustó mucho el libro del camello. Gracias por escribir para nosotros, espero seguir leyéndote. Ahora a ver si conseguimos el “Soy caballo” (a mi hija le encantan los caballos) y este último, “Tuva”.

  • claudia

    GONZALO …un fuerte abrazo, y la verdad allí estaré de todo corazón.Estaremos en contacto,y ya que mi amiga no me ha enviado las fotos de el encuentro aquí en Medellín; te enviaré entre hoy y mañana unas fotos mias y de mis hijos en la casa de la lectura infantil.
    Muchos besos..

  • Claudia Fa

    Gracias por la invitación pero sobre todo gracias por ofrecernos estos maravillosos entremeses visuales para los que, como yo, no podremos asistir. No en persona, pero sí os pensaré y mucho.

  • Bahia y Conchi

    Nos encantó la presentación, disfrutamos y aprendimos mucho, y fue un placer verte.

    Un abrazo.

  • Carmen

    Me encantó tu presentación en tenerife, me dieron ganas de viajar a cualquier sitio desconocido para mi, así que muca gracias por haberme hecho sentir tan bien, tanto con tu libro como co tu charla

  • Gracias, Carmen, eso es exactamente lo que quería, que “colgaras una mochila de tu corazón”. Y ten en cuenta que en Tenerife mismo hay viajes a lo desconocido: siempre lo hay. Empieza por ahí, por sondear otros pensamientos, otros yos distintos al tuyo, y sin embargo misteriosamente conectados.
    Gonzalo..

  • adrian sagrado corazon de jesus alcal de hanares

    hola soy Adrián el de colegio filipenses Alcala de Henares al que firmaste el libro de Tuva para mi y mi hermano Jorge.
    me ha gustado tu presentación sobre Tuva.
    ah por cierto ¿has leído mi carta?
    espero que te guste
    a por cierto estoy en 2º”B” de ESO para que no te equivoques con el otro Adrián de 2º”A”

  • Andrea Vega

    Hola, me llamo Andrea, soy alumna del colegio de las Carmelitas en el Puerto de Santa Maria, Cadiz. Hoy ha venido a hablarnos al colegio de su libro en el dia del libro. Queria decirle que es un escritor magnifico y me alegra mucho haberlo conocido (yo era la niña sentada en primera fila, la primera a la que firmó el libro, por si se acuerda y quiere asemejarme a una cara jaja) y queria darle las gracias porque con este libro ha llegado a inspirarme. Llevo desde varios años queriendo ser escritora y mi deseo sigue en pie. Todavia soy muy joven y no escribo muy bien, pero estoy haciendo mis pinillos y ya he hecho varios relatos cortos para concursos (que nunca gano, todo hay que decirlo) pero bueno, no es lo importante, pienso que del fracaso nace la experiencia y pienso seguir escribiendo, aprendiendo de personas como usted. Y pienso ir a Tuva con mis amigas cuando sea mayor! Y vajar a todo el mundo, como usted. Espero que siga escribiendo libros, yo le seguiré leyendo. Un saludo!

  • Ahora sí, Andrea. Me daba mucha rabia, porque veía el principio de tu post, pero no podía visualizar el resto. Menos mal. Y todo lo que dices me encanta (aunque me sonroje el calificativo), por lo que indica de ti. Sobre todo esa decisión de viajar, a Tuva o a la India, allí donde la brújula de tu corazón te lleve. Escribes bien, muy bien. Y me tendrás siempre. Para ayudarte, para hablarte de otros libros. Para ponerte en contacto con otras chicas como tú.
    Un beso.

  • adrian sagrado corazon de jesus alcal de hanares

    hola soy Adrián el de colegio filipenses Alcala de Henares al que firmaste el libro de Tuva para mi y mi hermano Jorge.
    me ha gustado tu presentación sobre Tuva.
    ah por cierto ¿has leído mi carta?
    espero que te guste
    a por cierto estoy en 2º”B” de ESO para que no te equivoques con el otro Adrián de 2º”A”

  • Gracias, Adrián, por la carta, por lo que dices, por dejarme y haberme dejado asomarme un poco al balcón de vuestros corazones. Y espero haberos contagiado un poco el virus de la curiosidad, de la aventura de la vida.
    Un abrazo. No, dos, también para Jorge. No, mejor: muchos, para hoy y para el camino.