Noticias

BAHIA AWA

Recomiendo la visión de este reportaje de TVE sobre uno de los poetas de la Generación de la Amnistad Saharaui, Bahia Awa. A través de su vida, se puede deducir la vida de todo un pueblo en el exilio y la diáspora, sin perder jamás la raíz común. Bahia está ahora en Madrid, y junto a Conchi lleva a cientos de direcciones el Poemario por un Sáhara Libre, y ayuda a la gestión del blogspot Generación de la Amistad. Ha publicado ya un libro de poemas, y prepara otro de relatos. Pero representa a los demás saharauis a través de las noticias y la poesía: a los que sufren pacíficamente la opresión en los territorios ocupados, y a los que penan su exilio con paciencia en la hammada argelina.

No os lo perdáis.
http://www.rtve.es/…

  • Viento

    Magnífico reportaje. Bahia, yo también creo que la memoria de un pueblo es su alma colectiva y que en ella viven quienes ya se fueron dejando en herencia una cultura, una historia y una lucha que nunca debemos olvidar.
    Que las palabras nos lleven a un futuro común de amistad.
    Para todo tu pueblo, para todos los pueblos, las palabras de otro gran poeta.
    Un beso
    Viento

    Tristes guerras
    si no es amor la empresa.
    Tristes, tristes.

    Tristes armas
    si no son las palabras.
    Tristes, tristes.

    Tristes hombres
    si no mueren de amores.
    Tristes, tristes.

    Cancionero y romancero de ausencias
    Miguel Hernández

  • ¡Gracias Bahia; gracias Gonzalo!
    Me habeis hecho conocer otro aspecto, el más humano y sublime, de la lucha saharaui.

    Admiro tu entereza, Bahía, y estoy contenta de ver que no estás solo.

  • Gracias Gonzalo. Es maravillosa tu labor, te copio esta para añadir el link al blog. En Junio estaré por oviedo , seguiré entrando por aquí , a ver si en esas fechas teneis algú evento.
    Muchas gracias

  • Bahia y Conchi

    Muchas gracias Gon; el reportaje quedó muy bonito. Os dejamos un comentario de un amigo de la causa que vivió en el Sahara en su juventud. Describe cómo era mi pueblo, en el que estuvo unos días, allá por los años 60.

    “Bello. Yo estuve 3 días en Auserd. Precioso. Fui sólo a las montañas y me bañé en una poza de agua muy fría. Era como un regalo del cielo, que casi nadie conocía. Arriba volaban los cuervos y, creo, también algún águila. Estuve todo un día vagando sólo fuera del poblado, en aquellas montañas tan poderosas. Tenía 14 años. ¡Quién lo iba a decir!”