Noticias

EL BUBISHER VUELA EN BANDADA

Y qué bandada. Ni en el mejor de los sueños podríamos haber imaginado tanta diversidad, tanta unidad, y tanta cantidad. No sabemos, no podemos decir cuántos somos los amigos del Bubisher reales, porque habría que contar a todos los niños y jóvenes que se han unido ya al vuelo de este pájaro humilde. Pero en Madrid hemos sido casi cuarenta, ya tenemos 18 nuevos voluntarios para el año que viene, y la simpatía por el proyecto sigue creciendo.

Porque lo principal es que el Bubisher, como decía Joaquín, del programa Didáctica de la Lengua Castellana “Sáhara habla español”, el Bubi se ha convertido en el más popular entre niños, jóvenes y maestros. Y no es para menos, porque en seis meses el trabajo incansable de los 25 voluntarios ha logrado que llegáramos a todas, absolutamente todas las aulas de los campamentos. 

Y el año que viene será mejor, más intenso. Porque en el Patio Maravillas y en la Plaza de las Comendadoras hemos decidido proponer al Ministerio de Educación de la RASD que el Bubisher trabaje sobre todo en Smara, una de las wilayas.

Sin embargo, queremos ir poniendo las bases para otros Bubisher, y para ello contamos con la magnífica ayuda de la Asociación de Alcalá de Henares, que dejará que el Bubi construya un pequeño nido en sus aulas. Y en Ausserd puede que contemos con la colaboración de la Biblioteca de la Fundación Chus Gabeiras.

Y es que esa es una de las principales conclusiones de la Asamblea de las Maravillas: tratar de hacer efectiva la colaboración con todas las iniciativas en favor de los libros y la lectura en castellano en los campamentos, ofreciendo al Bubisher como elemento móvil de esa coordinación.

Para mí, personalmente, este año será ya siempre el año del Bubi. Mucho esfuerzo, peto tan bien compartido con tantos y tan buenos, que aún me parece poco. Tanto que no sabría a quién destacar, porque como se dijo en la reunión, la energía que contiene el Bubisher es inmensa, porque la calidad humana de todos sus miembros es infrecuente. A veces escribir menos se convierte en una nadería. 

En fin, estamos todos llenos de ganas de que el Bubi cambie, aunque sea un poco, la realidad del Sáhara exiliado: niños y jóvenes en los que nazca el deseo de aprender, de leer, de soñar. Queremos niños y jóvenes saharauis curiosos, inquietos, rebeldes, de los que salga una generación que haga de la cultura su principal bandera.

Y si estamos tan llenos de energía es porque gracias a la sensibilidad de los voluntarios, nos hemos dado cuenta de que enseñamos, sí, pero sobre todo aprendemos. Porque un bibliotecario o un maestro no sabe cuál es la dimensión real de su trabajo diario aquí, si no se mide con la ausencia de medios, con otra cultura, próxima pero diferente, con otra mentalidad.

Y aprenderemos más, porque queremos que el año que viene el Bubsiher vaya cambiando suavemente de manos, con tres monitores saharauis (contando a Larossi, conductor-monitor), y si se puede con un director saharaui. Con nuestro apoyo, seguro e incondicional. 

Para ese mismo curso vamos a poner en marcha una campaña: A por el Mar, elaborada por Bea, Palma, Luisa y Javi. Un proyecto complejo y sencillo al mismo tiempo, por el que los niños y los jóvenes aprenderán a leer mejor al mismo tiempo que llevaremos la reivindicación del mar robado a los saharauis, se harán trabajos de campo sobre la memoria de ese mar, y tal vez, tal vez, hasta lleguemos a ver un mar junto a la wilaya…

Y tantas, tantas cosas más, que podéis encontrar en la página del Bubi, bubisher.com, cada vez más activa y visitada por quienes quieren cultura, justicia, libertad, cultura, y una infancia con todos sus derechos, incluido el de la lectura.

Viva el Bubisher, y más ahora que ya no vuela en solitario. Desde el Patio de Maravilla, desde la plaza de Las Comendadoras, ha salido ya una bandada de bubishers para llegar hasta el nido del pecho de todos los niños saharauis.

  • Alex

    Lo que estáis haciendo para los niños del Sahara es maravilloso. Se trata de estas semillas que, aunque pequeñas y quizás invisibles para muchas personas, son básicas para el futuro de esta juventud que tanto lo precisa.
    Soñar, crear nuevos universos… estos pequeños necesitan recorrer caminos, tener nuevos amigos y edificar su propia conciencia para crecer conociendo su realidad y situación en el mundo. La oportunidad que les brinda tu/vuestro pájaro multicolor es genial. Felicidades para todo el equipo y en especial para ti que pones “toda la carne en el asador” desde el principio.

  • Excelente blog. Me gustaría poder escribir así. Gracias