Noticias

UNA FLECHA

Había prometido activar la página, pero tengo que apartarme un poco del ordenador, y son demasiadas las horas que me exige este aparatejo. Hace nueve días sufrí un incidente: un deslumbramiento repentino y sin causa aparente, que al pasar dejó una huella en forma de flecha en la visión de mi ojo derecho. Desde entonces, esa flecha interrumpe la normalidad de mi visión. He ido al oftalmólogo, y pronto sabré si me voy a tener que limitar a seguir la flecha toda la vida (qué aburrido), o si volveré a ver las cosas a mi manera.

Pero hasta que lo sepa, me tengo que imponer una disciplina un poco menos pegada a la pantalla.

En cuanto desaparezca la flecha, me reintegro a la página, y a la del Bubisher, que sigue de lo más activa.